Connect
To Top

Audi demuestra en su A7 que la conducción autónoma está muy cerca de ser una realidad

A7 Piloted Concept_small

La conducción autónoma está más cerca de ser una realidad como lo demostró el Audi A7 Sportback Piloted Concept Car en un recorrido de más de 885 kilómetros de carretera con periodistas al volante. La prueba de larga distancia del Audi A7 Sportback Piloted demuestra que el rendimiento sin precedentes se puede lograr con la tecnología de producción en serie. La prueba tuvo lugar entre Silicon Valley, California y Las Vegas, Nevada, donde se celebró el Consumer Electronics Show 2015 (CES), una de las ferias electrónica más importante del mundo.

El A7 Piloted concept, el cual utiliza la tecnología más avanzada y los sistemas más modernos desarrollados por Audi, demostró su capacidad de conducir en tráfico tal como lo hacen los conductores diariamente. Los periodistas que participaron en la prueba quedaron impresionados con la habilidad que tiene al auto para conducir cómodamente y en la interfaz de usuario lógica por la cual Audi se ha caracterizado. “La prueba de conducción desde la costa oeste de California a Las Vegas demuestra nuestro papel de liderazgo en la conducción autónoma”, dijo el Prof. Dr. Ulrich Hackenberg, Director del Consejo de Desarrollo Técnico de Audi. “Me gustaría agradecer al equipo de ingenieros de Audi,  VW Group R&D y Electronics Research Laboratory por hacer de esta prueba un gran éxito“. La prueba de conducción en condiciones reales de tráfico y carretera, representa un esfuerzo en conjunto de Volkswagen Electronics Research Laboratory (ERL)  y Volkswagen Group Research and Development.

El concepto libera al conductor de la función de manejar de 0 a 110 km / h. El auto, que ha sido cariñosamente llamado “Jack” por el equipo de desarrollo, puede iniciar los cambios de carril y maniobras de paso, así como puede acelerar y frenar de forma independiente. Antes de iniciar un cambio de carril a la izquierda o a la derecha, el vehículo adapta su velocidad a la de los vehículos a su alrededor. Si el cálculo de la velocidad y la distancia se consideran seguros, el vehículo inicia el cambio de carril con precisión y de una manera oportuna.

Antes de que el sistema de conducción autónoma llega a sus limitaciones, en los entornos de la ciudad por ejemplo, se pide al conductor tomar el control del vehículo para garantizar la seguridad adecuada. Múltiples señales de advertencia trabajan al unísono: color LED en la base del parabrisas, las señales en la pantalla de información del conductor, un indicador central de estado (CSI), así como un indicador de aviso acústico obligan al conductor a retomar el control. Si el conductor hace caso omiso de las señales, el sistema activa las luces de emergencia y lleva el auto a una parada completa para reducir al mínimo cualquier riesgo. En la mayoría de los casos el vehículo se detuvo en el carril de emergencia a mano derecha.

El concepto utiliza una variada combinación de sensores, muchos de los cuales ya están listos para producción, como también algunos que ya están disponibles en modelos actuales. Los sensores de radar de largo alcance del Adaptive Cruise Control (ACC) y el Audi side assist (ASA) vigilan la parte delantera y trasera del vehículo. Dos sensores de radar de alcance medio en la parte delantera y trasera respectivamente vigilan a la derecha y a la izquierda para completar una visión de 360 grados. Escáneres láser montados dentro de la parrilla delantera y el parachoques trasero, ofrecen información constantemente para proporcionar un reconocimiento detallado de objetos estáticos y dinámicos durante la conducción autónoma. Una nueva cámara de video 3D de alta resolución tiene un amplio ángulo de visión hacia el frente del vehículo y cuatro pequeñas cámaras montadas en la parte delantera y trasera del vehículo ven más de cerca los alrededores. Los datos de navegación son utilizados para la orientación básica del vehículo.

El entrenamiento para los periodistas que participaron en la prueba de más de 885 kilómetros tuvo lugar hace varias semanas en el Arizona Proving Grounds. Cada periodista condujo aproximadamente 160 kilómetros utilizando el sistema de conducción autónoma. Para mayor seguridad un piloto de pruebas profesional de Audi los acompaño durante todo el trayecto desde el asiento del copiloto

More in Internacionales