En el Salón de Ginebra será presentado el Porsche Semper Vivus, una replica del modelo construido por Ferdinand Porsche en el año 1900, que demuestra que el concepto de los carros híbridos no es una idea tan innovadora como uno podía llegar a creer.

Ferdinand Porsche construyó este carro para la compañía vienesa Hofwagenfabrik Ludwig Lohner & Co, al que bautizó Lhoner Porsche “Semper Vivus”. Este modelo montaba dos motores de combustión interna y un motor eléctrico de cubo de rueda capaz de almacenar energía eléctrica en una batería por un corto plazo de tiempo.

Esta replica ha sido diseñada para acompañar el lanzamiento oficial del Panamera S Hybrido en el Salón de Ginebra